viernes, 18 de enero de 2013

No era amor

Fue así: Un día hubo una fiesta, con mis amigos, y él; sí, él; no sé cómo, pues él se lleva pésimo con mis amigos; pero por alguna cosa del "destino" se animó a ir. Estábamos ahí, alegres, tomando vino, vodka y tequila, hasta que yo me empecé a sentir un poco mareada; al principio estaba todo bien, pero luego comenzamos a hablar, bailar y las cosas se salieron un poco de control.

Luego, él me llamó, quería hablar conmigo, quizás también estaba sintiendo el alcohol, no sé. Comenzamos a hablar de lo incómodo que se sentía con mis amigos, de lo mal que yo me ponía, de cómo odiaba que bromeara así en frente de él; bien, yo le dije lo mal que me sentía cuando salíamos con sus amigos, de lo mucho que me molestaba que hablará así, tan rápido, y que detestaba que me celara con cualquier cosa que tenga "pantalón" (supongo que es el equivalente a la frase "me celaba con cualquier cosa que tenga falda").

Después, la discusión se puso intensa, me dijo que sentía que no éramos más que amigos, que no parecía una relación seria. ¿Qué era una relación seria? no sé, pero llegamos al punto de darnos cuenta, que efectivamente ninguno de nosotros había tenido jamás una relación "seria".

Terminó la discusión cuando dijimos que lo importante era que nos queríamos, que no había falta de amor, que de eso nos sobraba. En ese momento lo besé, le dije que lo quería y que no tenía por qué dudarlo. Me dijo que el también, que no sólo me quería, me amaba, se casaría conmigo y tendríamos hijitos, y nietos y un perro; ok, no me dijo lo del perro, ni lo de los nietos, pero era claro que nos queríamos.

Y ahí, como para sellar nuestro acuerdo, nos comenzamos a besar, la verdad yo aún podía sentir el alcohol; no, no en mis labios, menos en los suyos, lo sentía en mi cabeza, y quería más. Nos besamos, luego le besé la frente, sentía sus manos en mi cintura, subían y subían, se metieron bajo mi blusa; y las mías bajo su polo. Querían cada vez más.

Sentí sus dedos moviéndose en diversas direcciones, mis piernas, mi brassier. Los míos sólo se sujetaban a su espalda, querían arañarla; quieren fundirse con él. Parece que sus labios sintieron lo mismo, pues comenzaron a moverse, se depositaron en mi cuello, y ahí; ahí decidieron darle lugar a los dientes, y dejarlos morder.

Por otro lado, por mi cabeza todo iba muy, muy diferente, todo se movía lento, muy lento; no entendía que estaba sucediendo; vamos, nunca había hecho el amor con un chico, pero; todo estaba pasando tan fácilmente, que sólo lo dejaba fluir; no era algo que iba a pasar ahí, ¿verdad?

Hasta que de pronto, sentí cómo sus manos se detuvieron, y ya no estaban en mi espalda, ni haciendo cosquillas en algún otro lugar escondido, estaban en mi pantalón, en mi broche, querían abrirlo. Mi mente no se percató de nada, insensata. Sin embargo luego, sus ojos se pararon en los míos y me preguntaron ¿Ya lo has hecho alguna vez?

En ese momento, si antes pasaba todo muy rápido, en ese momento cada segundo se dividió en 10, pude contar los pedazos; Demoré como 5 segundos en pensar, no sabía que decir, que hacer, no entendí. Un poco mareada aún por la pregunta, y el vino, y el tequila, y el vodka; moví mi cabeza y salió un muy suave: "no".

Sus ojos se abrieron, gigantes como platos, y me preguntó: ¿Quieres? Ahí, sí, ahí, mi corazón se paralizó. No, no estaba muriendo, pero aunque no lo estuviera haciendo, hubo un flashback en mi cabeza de todas las cosas que habíamos vivido juntos: y ahí lo vi todo, la primera vez que me miró con deseo, la segunda vez que me tocó la pierna, la tercera vez que me abrazó más abajo de la cintura; y puedo seguir contando.

Lo vi fijamente, vi sus ojos, sus pestañas, cada detalle, ese lunar al lado de la nariz, que siempre me encantó. Vi todo, y ahí vi; que aunque ese "niño" significara todo para mí en ese momento: NO, simplemente NO ERA AMOR.

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias! Ojala te gusten los nuevos posts!

      Eliminar
  2. Suaaaaveeee... tienes potencial

    ResponderEliminar
  3. Lo adore !!! porque me hizo recordar .... ! U.u

    ResponderEliminar
  4. Hola, Angélica, ya leí el cuento, como dijo alguien más arriba, sí que tienes potencial, está bien estructurado y tiene ritmo, cierto que podría considerarse semierótico, porque no llega a mayores, pero lo llevas bien. Debes prestar más atención a las repeticiones imnecesarias, la puntuación y los acentos. Por lo demás, felicitaciones y sigue adelante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! si, a veces tiendo a repetir palabras; y si, es "semi-erótico" aunque en realidad, no llega a nada.

      Gracias gracias gracias! mil gracias por leer!

      Eliminar
  5. Hola, captura la atención desde el inicio, me gusta el ritmo, las imágenes que evocas son diáfanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Si, intentaba llevar al lector, al momento.

      Eliminar