lunes, 21 de enero de 2013

Marianella


Ella es Mariela. Mariela se levanta a las 5 am todos los días. A esa hora, sin necesidad de despertador, sus ojos simplemente se abren. Se levanta, siempre por el lado derecho de su cama. Primero se sienta, luego sonríe, y finalmente se dirige alegremente al baño. Lava sus dientes, con muchísima precisión, en el mismo orden todos los días. Después abre el agua caliente, y se baña, con mucho cuidado. Siempre en el mismo orden, empieza por lavarse el cabello, luego se enjabona de arriba hacia abajo. Se seca cuidadosamente; de abajo para arriba; debe estar siempre limpia.

Al salir del baño; escoge la ropa que se va a poner, lo dobla con cuidado al pie de su cama, escoge que todo combine, y luego se viste. Primero la blusa, luego el pantalón, y luego las medias. Abre su maletín, y revisa que todas las cosas que ha colocado la noche anterior estén ahí y en orden: libros primero, cartuchera con todos los lapiceros que necesita; billetera, celular, todo. Sube a tomar desayuno, y se sienta siempre en el sitio de la izquierda, justo donde está la ventana. Saca una taza; la misma, la de vaquita, la suya. Se sirve 3 cucharitas semillenas de azúcar, no más; una cucharita de café y le agrega un chorrito de leche, lo suficiente para que salga una bebida de un color caramelo; siempre del mismo color. Echa mantequilla en una tostada, en una capa muy ligera. Al terminar toma una manzana, la parte en 4 partes, y come cada parte lentamente; primero quita la cáscara de un pedazo, la come; luego el 2do pedazo, lo pela, se lo come, luego el 3ero y luego el 4to. Al terminar baja corriendo a su habitación; se lava los dientes cuidadosamente, y se revisa los dientes en el espejo para ver si se ven bien. Toma un chorrito de enjuague bucal, se enjuaga; y se vuelve a lavar los dientes. Se maquilla; primero los ojos, luego los labios y coloca un poquito de rubor en sus mejillas. Se vuelve a mirar al espejo, observa cuidadosamente cada parte de su cuerpo para determinar si todo luce perfecto.

Coge sus llaves de la mesita al lado de la puerta de su cuarto, lugar destinado especialmente para sus llaves y nada más. Revisa que esté todo completo y se dirige al comedor de nuevo. Levanta el teléfono, y llama a un servicio de taxi, al mismo de siempre, el más seguro. Se dirige al hall ubicado justo en la puerta de su casa, se sienta allí, en ese sillón, el mismo sillón. Espera el taxi de 5 a 10 minutos mientras repasa sus apuntes del día anterior.

Al llegar a la universidad se dirige a su salón,  cantando o tarareando cualquier canción. Siempre llega 5 minutos antes de que empiecen las clases, y anota todo lo que puede. En su cuaderno; siempre coloca los títulos con color negro, oscuro; los subtítulos con un color negro suave, dejando 2 cuadraditos de margen; cada vez que inicia una oración menos importante deja un cuadradito más; todo en orden, todo pulcro, todo perfecto.

Ella es Mariana. Mariana se despierta a la hora que puede; le es muy difícil despertar porque suele dormir de madrugada. Suena el despertador una vez, no lo escucha. Suena el despertador por 2da vez, no lo escucha. Suena el despertador 3 veces, voltea, lo apaga y sigue durmiendo. Entra su mamá a despertarla una vez, no despierta; entra una 2da vez, no despierta; entra por 3 era vez, y quizás despierte, o quizás cierre los ojos para seguir durmiendo aún más. Si es que llega a despertar, se levanta arrastrando los pies; a veces por el lado derecho o izquierdo de la cama, dependiendo de cuánto se haya desparramado su cuerpo el día anterior. Se estira unas 10 veces intentando dejar de sentir el dolor muscular de una mala noche. A duras penas llega al baño, de pésimo humor. Se queda unos 3 minutos parada, inmóvil, pensando que hace mucho frío y debería seguir durmiendo. Se mete a la ducha, cansada, a veces se lava los dientes dentro de la ducha, a veces no se los lava. Se enjabona como puede, y se echa suficiente shampoo como para enjabonarse completamente con él. Abre la ducha y se queda ahí, inmóvil, esperando que el agua haga su trabajo sola. Casi siempre le queda el cabello con residuos de shampoo. No se peina, se seca como puede y a veces ni se seca.

Sale del baño, abre el cajón y se pone lo primero que encuentra, a veces se pone el mismo pantalón del día anterior. Busca una blusa o polo, y claro, escoge un polo. Se pone sus convers. Si tiene tiempo y lo recuerda se pone medias, si no, no. Abre su maletín y coloca algún cuaderno dentro, el que encuentre, y busca como loca encontrar la billetera en alguna parte de su habitación.
Sale corriendo de su habitación, demoró demasiado en despertarse y ya es tarde. Sale corriendo de su casa, cruza la calle y estira su mano. Toma el primer taxi que encuentra. Abre su maletín y busca maquillaje; como todo allí dentro está completamente desordenado, tiene que revolver el contenido de su maletín. Se delinea los ojos en el taxi, como puede. No se mira al espejo, es acróbata, sabe cómo hacerlo.

Llega a clases, tarde, más de media hora tarde. Saca un lapicero, azul, verde, morado naranja, lápiz, o lo que sea que encuentre; y comienza a escribir. Los títulos son grandes, y su letra es borrosa y fea, escribe alejándose y acercándose a los márgenes, deja espacios en blanco, y generalmente se queda dormida en su carpeta, sobre su cuaderno. Ella es desordenada, no sigue las normas, ella vive a su ritmo.

Mariela y Mariana son: bueno, son la misma persona; cada una domina el cuerpo de Marianella dependiendo de cómo haya dormido el día anterior, o de qué haya sucedido el día anterior. Mariela generalmente domina los Martes, Miércoles y Jueves; los días perfectos para trabajar. Mariana domina desde el viernes hasta el Lunes. A veces Mariela domina toda la semana, es su récord. A veces Mariana domina todo el mes, ella es más "persistente".

Mariana es la más ruidosa del grupo de alumnos, tiene amigas locas, y diferentes chicos con quien coquetear. Mariela es tímida, tiene siempre los mismos amigos, confiables y seguros; ella no sale, no toma, sólo estudia y quiere siempre sacar buenas notas. Mariela se enamora, sueña, se ilusiona con todo lo que ve. Mariana no cree en el amor, Mariana cree en el sexo, lo disfruta y vive el día a día.

Marianella es cambiante y lo sabe; pero no comprende por qué. Ha aprendido a hablarle a Mariela o Mariana cuando se salen de control, y a veces elige a quién quiere en cada situación; pero usualmente ellas dominan su cuerpo y se salen con la suya. Marianella trata de entenderlas, son niñas, son diferentes. Los padres de Marianella no la entienden, prefieren a Mariela, la calmada, la niña, la buena estudiante, la hija ejemplar. Los amigos de Marianella prefieren a Mariana, la loca, la extrovertida, la que es capaz de hacer cualquier cosa para llamar la atención. Marianella preferiría un balance, no lo encuentra; sólo espera que cual sea la que aparezca, Mariana o Mariela, sea la adecuada para la ocasión.

21 comentarios:

  1. Quién tomó primero a Marianella? habrá sido Mariela por accidente, alguna coincidencia o tal vez predestinada a ser Marianella?; fue acaso Mariana la que buscando refugio luego de algún incidente, aprovechó alguna vulnerabilidad para adueñarse de Marianella?; tal vez Mariela ofreció un refugio a Mariana cuando ésta lo necesitaba?; o todo habrá sido una conspiración de Mariana, quien engañó a Mariela para que ambas tomaran el control de Marianella?. Sea cual sea la posibilidad, son tan diferentes que si encuentran un equilibrio Marianella ya no sería ella y simplemente pasaría a ser una simulación de lo que alguna vez fue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, es muy probable que los sucesos de la infancia de Marianella hayan influido en el origen de ambas niñas traviesas.

      Eliminar
    2. Interesantisimo blog. Me gusta mucho.

      Un beso y gracias
      Chacal
      Administrador de soyborderline.com

      Eliminar
    3. ohh chacal!! muchísimas gracias!! La Fan n° 1 de la página soy yo!

      Eliminar
  2. Aja! Sabia q eran la misma persona antes de llegar a la parte q decia eso... Muy diferentes, tan opuestas... Como los lados de una moneda; mirando a lados opuestos, destinadas a no poder existir en el mismo plano, pero unidas y separadas al mismo tiempo por una brecha tan delgada... Quien domina a quien? ¡ninguna!... Todo esta regido segun la ley de la probabilidad... ¿cual es la probabilidad de obtener cara o cruz al lanzar una moneda?.... Dificil q coexistan juntas..hacerlo no es imposible... Pero seguiria siendo una moneda? "seguiria existiendo alguna de ellas".... Con coexitan juntas... Q domine la q sea mas adecuada para cada situacion.... Como una moneda... Si quieres cara y sale cruz, simplemente lanza de nuevo =) .... Att. Barknabis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buen comentario/análisis barknabis ;)

      Eliminar
  3. Love it !!!
    Tan ciertooo, tan único en cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos una Mariana y una Mariela :)

      Eliminar
  4. Me encanta :)

    ResponderEliminar
  5. y ¿qué digo? pues , me sentí identificada, desde mis 14 hasta los 16, 17 años me sentía muy tal cual Marianella :) creo que todas las adolescentes y me refiero con el artículo "las" porque se da más en mujeres, una confusión de personalidad única y con los años vas madurando y decides quedarte con la que realmente eres y te sientes mejor.
    ¡Felicidades muy buen relato!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias! es cierto, las chicas solemos pasar por toda la metamorfosis y bipolaridad.

    ResponderEliminar
  7. Yo aun me siento identificada con esoo, pero quisas en mi no sea solo Mariela y Mariana, sino tbn una más,otra personalidad más, una analista, que cuestiona todo lo que hace Mariela y todo lo que hace Mariana..y bueno creo que aun no he definido mi propia personalidad. Me encanto el post, si que me ha hecho meditar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias gabriela! es cierto, muchas veces yo también siento que son muchas personas en mí, o quizas son Mariela y Mariana, que además de ser 2, son bipolares,no sé. Muchisimas gracias por leer.

      Eliminar
  8. Miraba las publicaciones de los links en facebook y pensaba que a lo mejor sería algo nuevo que estabas leyendo y que era tan bueno que lo debías de estar recomendando!! y sabes no le presté atención...hasta el día de hoy que me puse a leer tus escritos, no algo que alguien más escribió, sino algo tan tuyo y tan valiente de compartir con los demás. No he leído todos, pero los que leí me han gustado, me parece que eres tan tiernita y dulce en la forma como lo haces!!!!en serio!espero que sigas escribiendo y alegrando a tus lectores, que por cierto ya queremos más!!!jojojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ohhh!!1 muchísimas muchísimas gracias!! leer comentarios así me alegran la vida! GRACIAS GRACIAS GRACIAS!

      Eliminar
  9. en correción a mi post anterior: lectores no!(bueno también), pero sobre todo lectorAs como yo!!! jojojo

    ResponderEliminar